Especialistas en:

Gafas progresivas, monofocales, bifocales, visión infantil, aversiones visuales, baja visión, presbicia...

Optometría:

Ven a vernos, con las últimas novedades en aparatos y equipamiento te haremos un examen visual completo, te ofreceremos un diagnóstico y un tratamiento adecuado para que mejores el rendimiento visual en la vida cotidiana, social y laboral.

Contactología:

Las lentes de contacto están indicadas para la corrección de la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y la presbicia o vista cansada.
Como primer paso para la adaptación de las lentes de contacto, el óptico-optometrista debe conocer los motivos que te llevan a la misma: si es para mejora visual, impacto estético, etc ...

Posteriormente el profesional te hará un estudio para conocer las condiciones estructurales y funcionales de tu sistema visual. Con ello determinará si tus ojos se pueden adaptar al uso de lentes de contacto. Te recomendará el tipo de lentes y revisará tu salud ocular y visual al año de haber comenzado el uso de las lentes.

Es una opción muy cómoda para aquellos que practiquen algunos deportes y actividades profesionales o para los que quieran obtener un mejor aspecto estético.

Visión infantil:

Desde que son pequeños, los padres y educadores deben estar atentos al comportamiento del niño para observar y detectar cualquier problema de visión. Los bebés no nacen con todas las capacidades visuales necesarias para su vida. Deben aprender a enfocar sus ojos, mover adecuadamente y coordinarlos. También deben aprender cómo utilizar la información que sus ojos envían al cerebro para poder entender el mundo que les rodea e interactuar con él de manera apropiada. Los primeros años de vida son determinantes para un buen desarrollo visual.

Cuando nacemos, nuestra visión evolucionará en los siguientes años de vida en función de los estímulos que vamos recibiendo. Hay diferentes factores, ya sean congénitos, de desarrollo, así como ambientales que pueden desencadenar alteraciones de la visión, produciendo ambliopía (ojo vago), estrabismo o defectos refractivos importantes: miopía, hipermetropía y / o astigmatismo. Gran parte de los problemas de la visión de los niños se pueden corregir, dependiendo de un diagnóstico precoz, de la agudeza del problema y de la edad del niño, principalmente. La detención y el tratamiento temprano son esenciales para su salud visual, evitando problemas serios en el futuro.

Los ópticos-optometristas recomiendan siempre a los padres que realicen al menos una revisión anual de la visión de sus hijos, y que estén atentos a posibles signos y síntomas identificativos como escozor, lagrimeo, dolores de cabeza, conducta negativa en la escuela o una mala postura del cuerpo o cabeza. Mediante un análisis optométrico específico diagnosticamos y tratamos los problemas visuales que dificultan el aprendizaje, siempre con un enfoque multidisciplinar en colaboración con otros profesionales: profesores, pedagogos, psicólogos, logopedas ...


Taller propio:

Contamos con taller propio, lo que supone poder reparar la mayoría de monturas y poder montar lentes al momento.